El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player


Nuevamente Los Reyes Magos
llegaron al campo recreativo de S.T.I.H.M.P.R.A.

La llegada de los Reyes Magos a bordo de una limousine al campo recreativo “Gerónimo Silva” del Sindicato De Trabajadores De La Industria Del Hielo Y Mercados Particulares De La Republica Argentina (S.T.I.H.M.P.R.A.) situado en San Justo, partido de La Matanza, marcó la culminación de una jornada dedicada íntegramente a los niños presentes en el camping.
Los Reyes no solo trajeron juguetes, esta vez el gremio recibió de Gaspar, Melchor y Baltasar, una camioneta nueva.
Los compañeros que integran la Comisión Directiva de la Seccional Buenos Aires, más un grupo grande de colaboradores se encargaron de atender a la perfección a los más pequeños. Las familias (grandes y chicos) disfrutaron desde temprano las cualidades artísticas de un grupo circense conformado por malabaristas, equilibristas, mimos, acróbatas y humoristas, quienes desplegaron sobre el predio sus destrezas. Se instalaron juegos e inflables, se pintaron remeras y se realizaron caricaturas.

Una radio en vivo le puso ritmo a la tarde, luego se realizó la tradicional suelta de globos de Missing Children. Daniel Agostini con su recital “enloqueció” especialmente a las compañeras presentes.

María Cristina Merlo (seccional Mar del Plata) y Daniel Camera titular del gremio a nivel nacional agradecieron especialmente con una plaqueta a uno de los mas fervientes organizadores de esta fiesta hace ya 12 años, Claudio Fabián Burgos. Burgos agradeció el reconocimiento y comprometió a los presentes a seguir realizando el esfuerzo de traer los Reyes Magos para alegría de los más pequeños. Además destacó el esfuerzo y la dedicación de los compañeros que colaboraron para que este evento  fuese un éxito. A los niños como sucede año a año se les realizó una revisación médica completa preventiva y también a los adultos que quisieran ingresar a la pileta. A lo largo del día recibieron un almuerzo con postre, helado, merienda, pochocho, un regalo sorpresa y por último el juguete entregado por los Reyes.