El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player


Contundente  llamado a la unidad para las legislativas venideras, en el “Kilometro 0” del Peronismo

Con Scioli y Espinoza a la cabeza, el PJ bonaerense festejó el Día de la Lealtad en Berisso, “Kilometro 0” del peronismo
En la esquina donde nació el movimiento Peronista, el 'Kilómetro cero' del 17 de octubre de 1945, ubicado en las calles Nueva York y Marsella (hoy calle 169), en Berisso, el peronismo bonaerense se reunió para festejar El día de la Lealtad.
El acto, encabezado por el presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza, y el vicepresidente del PJ nacional, Daniel Scioli, fue un llamado contundente  a la unidad para “reventar las urnas de votos peronistas” en las elecciones legislativas del año que viene.

“El peronismo vuelve a la fuente e inicia el camino para el triunfo electoral el año que viene, todos unidos”, dijo Espinoza desde el escenario, y resumió la idea central del acto que, en la esquina de donde hace 75 años partieron los trabajadores de los frigoríficos para pedir la libertad de Juan Domingo Perón, convocó a los intendentes Verónica Magario (La Matanza), Gustavo Menéndez (Merlo), Juan Ignacio “Juani” Ustarroz (Mercedes), Walter Festa (Moreno), Hernán Yzurieta (Punta Indio) y Francisco Echarren (Castelli).

El acto juntó toda la liturgia en el rincón más peronista del distrito. Y fue también una foto acorde al mensaje de unidad: hubo representantes del FPV, del Movimiento Evita y del PJ, de todo el peronismo que hoy se encuentra en la oposición al gobierno nacional. En el escenario, junto a los jefes del PJ y los intendentes, había legisladores bonaerenses y nacionales como Marisa Guerín,  Fernando “Chino” Navarro, Juan Manuel Abal Medina, Juliana Di Tullio, Wado de Pedro, Fernanda Raverta y Mayra Mendoza; también gremialistas y referentes políticos. Todos bendecidos por la presencia de la figura histórica de Lorenzo Pepe.

“Nos quieren distraer, pero tenemos que tener claro la segunda etapa del ajuste que se propone hacer el gobierno. Miren las conclusiones del FMI, al que le habíamos dicho chau para siempre. ¿Que aconsejan? Abrir las importaciones y eso es terminar con los parques industriales”, dijo Scioli, encargado del discurso de cierre del acto.

“Nos quieren dividir. Hasta quieren dividir a La Matanza”, siguió el ex candidato presidencial del FpV, que también arremetió con la idea de crear un frente político aún más amplio de cara a las elecciones de 2017. “Tenemos que organizarnos, movilizarnos y hablar con nuestras compañeras y compañeros y todos los sectores con los que hemos logrado casi la mitad de los votos de la argentina, para decirles que esto que está haciendo el gobierno nacional es la institucionalización del ajuste, la flexibilización laboral, es aumentar la edad de jubilación y endeudar la argentina”, disparó.

El ex gobernador bonaerense cerró con una frase que dio pie a que desde los parlantes y las gargantas estallen las estrofas de Los muchachos peronistas: “Como dice la marcha: todos unidos triunfaremos”.

En esa esquina de Berisso, un monolito (“es un mojón, que es lo que se usa para medir los kilómetros”, explicó el presidente del PJ berissense, Oscar “Didi” Colombo) recuerda el “kilómetro 0” del peronismo, en el que los representantes del Partido Justicialista dejaron una ofrenda floral para los peronistas caídos.

“Desde la cuna del peronismo, venimos a convocar a la unidad a todos los peronistas y a aquellos que no lo son, para que estemos todos juntos el año que viene para derrotar a esta derecha conservadora neoliberal que está gobernando la Argentina de la mano de Mauricio Macri y que está perjudicando a los trabajadores, a los más humildes y la clase media”, subrayó Espinoza antes de comenzar el acto.

Ya en el escenario, retomó esa línea y se sumó al “vamos a volver” que subió desde el público cuando pronosticó un triunfo electoral. “El peronismo no está dividido, está más unido que nunca. Y el triunfo electoral del año que viene comienza en la provincia de Buenos Aires, y para el 2019 vamos a poner un gobernador y un presidente peronistas”, disparó. Y convocó a todos los “estafados” por las promesas incumplidas de Macri: “El año que viene, unidos vamos a reventar las urnas con votos peronistas”.

Por los intendentes habló Menéndez. Y luego Nahuel Chancel, del S.U.P.E.H y de la Juventud Sindical, marcó que “es imposible ganar sólo con el peronismo, pero también es imposible ganar sin el peronismo”, y proclamó la conducción de Cristina Fernández de Kirchner.

En esa línea, Raverta pidió “dejar de pensar la lealtad como una algo que no habla de ideas, de banderas”. Con esas palabras, aludió al acto que realizó el Momo Venegas por el 17 de octubre en el Club Atenas -el mismo escenario donde Cristina festejó en septiembre con los universitarios el triunfo peronista en la FULP. Por eso pidió estar alerta: “Cada vez que algún periodista o juez toque a Cristina tenemos que defenderla porque eso es defender al peronismo”, dijo. Y proclamó: “El peronismo será revolucionario o no será”.

Navarro coincidió en que “cuando atacan a Cristina lo hacen por sus aciertos y no por sus errores”. Reivindicó los 12 años de gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández y pidió al peronismo ser “intelectualmente honesto” para hacerse cargo de los errores, entre los que subrayó haber subestimado a Macri en las elecciones del año pasado. Y arremetió: “Tenemos que construir unidad porque no nos sobran los votos, nos faltan. Ya lo dijo Cristina hace mucho tiempo en el estadio de Huracán: ‘No preguntemos de dónde vienen, preguntemos a dónde van’”.

Críticas a la gestión PRO

El acto por el Día de la lealtad en Berisso se realizó cuando todos los sectores del peronismo coinciden en la necesidad de hablar de unidad de cara a las legislativas de 2017, elecciones en las que Cambiemos buscará consolidar el ajustado triunfo de la segunda vuelta del 22 noviembre. Por eso todas las críticas en el Kilómetro 0 tuvieron como único blanco a la Casa Rosada y la Gobernación bonaerense.

“La revolución de la alegría fue de los fondos buitres”, chicaneó por el micrófono Scioli. Pero antes, todavía debajo del escenario, respondió las críticas que la gobernadora María Eugenia Vidal realiza a su gestión con cada nuevo anuncio y marcó que los principales problemas que cree que enfrenta el país son el desempleo, la pobreza y la inseguridad.

“Había un camino con las Policías Locales y habíamos bajado el homicidio en ocasión de robo un 35% y hoy vemos como ha recrudecido esta problemática con la combinación de droga y armas”, dijo.

También criticó la política salarial del gobierno: “No puede ser que las paritarias hayan quedado por debajo de la inflación y ahora nos quieran convencer con un bono de 1000 pesos. A eso tenemos que volver: a las paritarias por encima de la inflación como veníamos haciendo”, dijo.

Por su parte, la intendenta de La Matanza y flamante presidenta de la FAM, Verónica Magario, también apuntó contra la gestión Macri-Vidal. “La situación es grave y hay que tomar decisiones. Estas políticas del gobierno nacional están deteriorando el trabajo argentino, la producción y fundamentalmente el salario y la vida de todos los argentinos”, subrayó. Insistió con que la gobernadora del diálogo no le atiende el teléfono.