El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player


Opinion
Carrera sin Línea de Llegada

Por: Eduardo Di Cola*










 

 






Los ajustes y recortes en economía son una carrera en la que permanentemente te corren la línea de llegada. Esto es lo que está sucediendo en la Unión Europea en el marco de la zona euro. Luego de la largada  de esta competencia en el 2008, año tras año se anunciaba  que el siguiente sería el punto de inflexión económico. Lo cierto es que la caída nunca se detuvo y en esa lógica  las necesidades de ajustes continuaron.

Pero si hubo un año en que los oficialismos gobernantes, sus asesores y establishment empresario y mediático apostaron al cambio definitivo de la tendencia declinante fue el 2014. El corriente año fue la gran zanahoria. “Se vería el resultado positivo del esfuerzo realizado”, afirmaban.

Transitando el segundo semestre  ya no pueden ocultar la realidad. Nueva caída en las economías de Alemania e Italia y estancamiento en Francia, las tres principales de la euro zona. En tanto en España desde el comienzo de la crisis en el 2008,  su endeudamiento se ha más que duplicado. Del 40% de su PBI pasó al 98,2% en tan solo 6 años. De Euros 436.984 millones  saltó a más de un billón de euros. Preocupando seriamente la aceleración con que el endeudamiento sigue creciendo.

En este escenario se suma el conflicto con Rusia. Las sanciones económicas cruzadas ha llevado al cierre de un mercado importante para algunos sectores productivos, los que no han demorado en hacer saber su rechazo a las políticas que en este sentido están llevando adelante las autoridades de la Unión Europea.

En tanto la especulación financiera y la usura internacional continúan haciendo sus “negocios” comprando a precio vil empresas, acciones, bonos e inmuebles y subiendo la tasa de interés por el riesgo creciente de caer en una crisis de deudas soberanas que ellos mismos provocan. Simultáneamente el sistema internacional perverso les da protección e inmunidad en los paraísos fiscales.

Por si esto fuera poco la principal potencia del mundo ha decidido proteger explícitamente a los buitres y carroñeros internacionales. A la especulación financiera en desmedro de la producción y del trabajo.

 

*Ex Diputado Nacional