El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player


Opinion
Moreno ¿el Provocador?

Por * Omar Marsili





 

 

 

 

Renunció Moreno y para entender política hay que mirar quienes festejan y justamente festejan los que hablan siempre de inflación.

¿Porque? los que hablan de inflación nos están diciendo que es un país inseguro. Los golpes económicos más violentos se dieron con la vieja herramienta de la inflación. El Rodrigazo, la híper de Alfonsín son algunos ejemplos. El viejo argumento de Martínez de Hoz, Cavallo, López Murphy. Atacar la inflación es mucho más que eso, es abrir importaciones, es perjudicar empresas nacionales, es volver al famoso pragmatismo.

Lo curioso es que Moreno intentaba pelear contra la inflación, los grupos de poder luchaban por aumentarla pero la crítica era para quien intenta frenarla. No es un trabalenguas, es un juego de sonsos donde a los pueblos nos toca el papel de sonsos.
Clarín lleva una década criticando a Moreno pero a Moreno no lo pudieron agarrar en ningún acto de corrupción mientras que Clarín no explica ni explicará porque les robó trescientos millones de dólares a los jubilados y está publicada la denuncia de Lanata.

Moreno les reclamó en la cara y ellos acostumbran a decir cualquier verdura sin brindar explicaciones, son impunes o impúdicos.

Las consultoras que cuestionaron a Moreno sobre sus mediciones de inflación representan a los bancos internacionales y las multinacionales, es decir los intereses de las minorías.

Es lógico. Lo que hace Moreno está mal. Está mal que en un país donde cualquiera dice que cualquier cosa esta mal, no deba demostrar porque dice cualquier cosa. Los mismos chantas que se auto caratulan de Expertos Económicos dicen que Justificar lo que dicen es atentar contra las libertades individuales.

Los mismos que predijeron el éxito monetarista, los grandes pragmáticos que tenían la verdad absoluta que derramó miseria en todo el mundo y nunca justificaron nada quieren seguir mintiendo con el único requisito que nadie les exija nada. Ellos, los Expertos quienes seguir vendiendo sus ideas con micrófonos abiertos. Ellos quieren repetir una y otra vez porque esa es la manera de adoctrinar. Si tienen que justificar se les complica y no es tan fácil mentir. Hablar es dar la palabra y respaldarla. Quien miente no puede respaldar ni quiere justificar, quiere Mentir, quieren seguir mintiendo.

Todavía estoy esperando un juicio de mala praxis para todos los economistas que dieron recetas infalibles y llevaron a un caos incuestionable en la Argentina del 2001 y en estos días a Europa y EE.UU.

Desde el golpe del 76, estuvimos 35 años esperando el derrame de la economía que nunca llegó y el único derrame fue la crisis del 2001, como debería llamarse la estafa de los 90,  los Martínez de Hoz, Cavallo y los López Murphy, el gran robo.
Moreno quiere multar a las consultoras que estiman precios y no pueden justificar lo que estiman y esa es justamente la tarea de cualquier funcionario de gobierno. Los funcionarios deben responder por sus actos pero los opositores también deben responder sus actos y no agarrar un micrófono para hablar sin argumentos.

Así como el ladrón debe pagar por su delito, quien miente en el campo económico esta robando pero enfrascado en su maqueta de “Experto”.
Los contadores cuando firmamos un balance no podemos decirle a la AFIP que hay un balance firmado y es un tema cerrado. Debemos justificar lo que se hizo. En este mundo hay mala praxis para el medico, para el contador, para el veterinario, entonces porque los economistas deben quedar exentos de los cuestionamientos técnicos o políticos en los que pudiesen incurrir.
Donde está escrito que los economistas gocen de inmunidad y en muchos casos impunidad.
En estos momentos la “fundición” Fiel opina sobre la inflación y explica que los problemas están en la base monetaria y los números macro y las tradicionales recetas de los 90 y Tenembaun lo trasmite en su espacio.
Es hora que los economistas respondan con realidad a sus predicas técnicas, ya tuvimos tecnicismo en exceso y una desocupación vergonzante, perdimos 300 empresas y aumento la deuda externa, todavía nadie pago ni un peso de los millones que perdió nuestra querida Argentina.
Estoy con Moreno por esta decisión, por la encendida defensa de la industria nacional y lo digo en mi calidad de contador “no independiente” (racinguista) de PYMES favorecidas con medidas tipo Moreno.
La industria nacional pierde a un heroico difícil de reemplazar. Seguramente lo vamos a extrañar.
Se fue un antipático para muchos, para muchos un amigo. Para él hoy empiezan unas merecidas vacaciones, para las PYMES un dolor de cabeza. Como en la tira de El Chavo, “y ahora quien podrá defendernos…”
Yo sueño con juicios de mala praxis para mis colegas que hablan sin sustento.

* Rosarino, Profesional de las Ciencias Económicas