El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player


Opinion
Délfor, la Revista Dislocada y el término "gorila"

Lic. Pablo A. Vázquez
Académico de los Instituto Nacional Eva Perón
e Instituto Nacional Juan Manuel de Rosas
Politólogo, Docente UNLZ y UCES, Miembros de los Institutos Nacionales Eva Perón, Rosas y Manuel Dorrego

 

El viernes 12 de septiembre del 2013 falleció Délfor a los 93 años. Cómico, animador y guionista sin par. Nació como Delfor Amaranto Dicásolo, de Chivilcoy. En 1940 viajó a Buenos Aires para ser jugador de Boca, pero su destino lo rumbeó para la radio.

Hizo imitaciones en Radio Nacional, como "Delfor, el fantasista de la voz" y despegó popularmente en 1952 con La revista dislocada, que emitía Radio Argentina, los domingos al mediodía. Allí escribió los guiones junto con Aldo Camarotta. Conducido por Cacho Fontana, participaron Alberto Locati, Mario Sapag, Mario Sánchez, Juan Carlos Calabró, Nelly Beltrán, Carlitos Balá, Jorge Porcel, Raúl Rossi, Tristán y Vicente La Russa, entre muchos otros.
Luego se irradió en revistas impresas y programas de televisión con singular éxito.

En dicho ciclo radial se acuñó el término "gorila", identificación póstuma del antiperonista, con un simpático "baión" que lo promocionaba.

El concepto "gorila" remite a la identificación de los antiperonistas o de aquellas personas contrarias al ideario justicialista.**

Dicho término surgió del programa radial La Revista Dislocada, creado por Delfor en 1952, emitiéndose primero en Radio Argentina, y para 1954 en Radio Splendid. Según el artista desde su programa impulsó el uso del término “petitero” como calificativo de aquellos concurrentes de los sectores pudientes al Café Petit de la Ciudad de Buenos Aires, los cuales mantuvieron diferencias con el peronismo. En sentido inverso, desde el peronismo se lo utilizó, en el segundo gobierno de Perón, como sinónimo de antiperonista.
Pero producido el golpe de Estado cívico militar de1955 el programa incorporó el humor político.

Referenció Delfor: “Cuando impusimos la frase “Deben ser los gorilas, deben ser" muchos pensaron que hacíamos referencia a los que confabulaban contra Perón, pero en verdad, como el film “Mogambo” era un suceso y se desarrollaba en la selva, las palabras resultaban una parodia de dicha película”. 

Lo cierto es que el calificativo “gorila”, para el peronismo proscripto, significó un apelativo mucho más fuerte para designar a los miembros de la denominada Revolución Libertadora y sus acciones políticas. Con el tiempo se expandió la calificación, hasta hoy en día, a toda persona contraria al peronismo y a su matriz ideológica.

El propio Juan Perón habilitó el uso de dicho término incorporándolo en sus discursos y textos durante su exilio madrileño y su tercera presidencia.

Lucas Rubinicha firmó que: “gorila es un significante usado como sinónimo de antiperonista en un sentido negativo. Es, sobretodo, descalificador, pero desde cierta subordinación social o desde una determinada identificación político- cultural: el que habla actualizando la cultura peronista (…) califica un determinado acto o enunciación como tal, cuando estas suponen a su vez una descalificación extrema de dirigentes, afiliados, íconos, sectores de la población tradicionalmente adherentes al peronismo, o estilos de vida, consumos, gestos, etcétera, asociados a esos mismos sectores”.

Dicho término traspasó las fronteras argentinas estos años al ser utilizado, de forma esporádica,  por el presidente venezolano Hugo Chávez Frías y algunos de sus seguidores como sinónimo de opositor.

*Politólogo, Docente de la UNLZ y UCES; Miembro de los Institutos Nacionales Eva Perón, Rosas y Manuel Dorrego
** Este texto es adelanto de mi aporte en un trabajo sobre Diccionario de términos peronistas a editarse en breve por la Universidad de Tres de Febrero